¿A quién apapachará más AMLO, a Lorena, a Ana Lilia o a Joel?

♦ Imagen ilustrativa tomada de Internet

 

Raúl Contreras Flores

15 de junio de 2020

 

El pasado viernes, en su habitual rueda de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que a partir de este día daría inicio con su segunda gira de trabajo por el país, comprendidas ahora dentro del periodo denominado “nueva normalidad”, en las que contempla el estricto cumplimiento de las medidas preventivas de sanidad derivadas de la pandemia provocada por el coronavirus SARS-CoV-2.

Para este día se tiene programada la visita al estado de Veracruz, el martes estará en la ciudad de Tlaxcala, miércoles en Puebla, jueves en el estado de Hidalgo y cierra en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, el día viernes.

Así, en medio de la fuerte polémica desatada por sus opositores por reiniciar sus giras de trabajo en plena fase de contagios de la Covid-19, el titular del Ejecutivo federal encabezará la reunión de seguridad junto con el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez y miembros de su gabinete, en la entidad tlaxcalteca.

Más tarde, se presume, tendrá una reunión con los responsables del manejo de los diferentes programas federales del bienestar para conocer el avance y problemática que cada uno de éstos enfrenta.

No obstante, se desconoce si habrá alguien que le pudiera informar al mandatario federal del manejo clientelar que, desde la Secretaría de Bienestar, delegación Tlaxcala, se instrumenta con los citados programas en beneficio de quien aspira a ser la candidata a la gubernatura en el próximo proceso electoral por parte del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). O, del trato despótico y clasista que personal que ahí labora les dan a las personas humildes que llegan en busca de información y ser beneficiarios de alguno de los programas asistencialistas que desde ahí se manejan. O, de las presuntas corruptelas en las que incurren los diputados locales de la bancada morenista de la LXIII Legislatura, quienes han hecho a un lado el apotegma de su máximo líder político de “no robar, no mentir y no traicionar”.

Tal es el caso de la diputada Mayra Vázquez Velázquez, quien ha sido señalada por Jonathan Vázquez Morales, alcalde de San Lucas Tecopilco, por, presuntamente, haberle pedido moche para que su municipio pudiera ser beneficiado con recursos del Programa de Resarcimiento a las Finanzas Municipales, programa en el que los legisladores se autoasignaron cerca de 500 millones de pesos del presupuesto para después repartirlos entre los ayuntamientos para la ejecución de obras o adquisición de insumos de diferentes tipos. Denuncia a la que se suma la hecha por un grupo de artesanos a quienes Vázquez Velázquez les habría pedido una cuota para que pudieran participar en diferentes ferias.

Señalamientos que, a causa de la pandemia de Covid-19, quedaron suspendidas las investigaciones correspondientes.

En efecto, en algunos casos las autoridades municipales no tuvieron otra alternativa más que aceptar a las empresas constructoras o proveedores recomendados por algunos diputados locales, en caso contrario, el beneficio podría ser cancelado.

Por otra parte, si bien las encuestas aplicadas en la entidad, invariablemente, siguen marcando una clara preferencia por Lorena Cuéllar Cisneros para ganar la gubernatura en el 2021, lo cierto es que esto se debe a que el “efecto AMLO” aún se mantiene vigente en el ánimo de los tlaxcaltecas, recordemos que Tlaxcala fue el segundo estado que –en proporción del número de habitantes y electores-mayoritariamente votó a favor de Andrés Manuel López Obrador aquel inolvidable 1 de julio de 2018.

Y, de mantenerse esta percepción, no importaría quien fuera el candidato morenista para obtener el triunfo en las urnas el 6 de junio de 2021. Esto a pesar del pésimo papel de los diputados locales que llegaron, bajo el cobijo de López Obrador, a ocupar una curul en el Congreso del Estado, aunado a los sensibles yerros cometidos por Lorena Cuéllar y su equipo de trabajo, quienes, al igual que Adriana Dávila y su súper equipo de asesores en su primera intentona por llegar a la gubernatura, antes de tiempo ya se sienten en el poder.

Circunstancias que no dejan de abrir la posibilidad de que el candidato de otro partido político, alianza o coalición partidaria pudiera alzarse con el triunfo electoral, en donde no se descartaría que el buen trabajo que ha desempeñado el gobernador priista Marco Antonio Mena, pudiera verse reflejado en las urnas, ¿con quién de candidato? Ese sería el gran dilema del partido tricolor.

Mientras tanto, seguramente ahora no habrá oportunidad de fisgonear si López Obrador abraza o apapacha más a Lorena, a Ana Lilia o a Joel.

Será para la próxima.

Autor entrada: Tlaxcultuarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *