Plaza Insurgentes/”Muestran músculo” sobre 2 mil 238 muertos/ Mal ejemplo a la “chiquillada”/Sesa en entredicho

  • “Muestran músculo” sobre 16 mil 589 personas contagiadas y 2 mil 238 muertos
  • Cunde el mal ejemplo en la “chiquillada”
  • Comprometida situación del secretario de Salud

 

Todo iba bien, excelente, así se reconocía no sólo a nivel nacional, sino incluso hace unos días la revista científica International Journal of Infectious Diseases publicó los resultados positivos obtenidos con base al tratamiento implementado por la Secretaría de Salud (Sesa) para pacientes con Covid-19.

En rueda de prensa el secretario del ramo, René Lima Morales, afirmaba que en la primera versión digital de la citada revista –febrero, 2021- aparecían comentarios de países orientales, árabes, de la Unión Europea y sudamericanos, en los que reconocían los buenos resultados de la aplicación del tratamiento.

En tanto que, a nivel nacional, Marco Mena era reconocido como el mejor gobernador en el manejo de la pandemia causada por el virus SARS-CoV-2, esto de acuerdo a los resultados arrojados por la encuesta mensual que pública el portal digital México Elige, con corte al pasado siete de febrero.

Sin embargo, de manera absurda e irresponsable, la coalición “Unidos por Tlaxcala”, integrada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), Alianza Ciudadana (PAC) y Socialista (PS), en franco desacato y desafío a las medidas sanitarias establecidas por las autoridades de salud tanto federales como estatales, convocaron a la rendición de protesta de su candidata la gubernatura del estado, Anabell Ávalos Zempoalteca, evento al que llegaron miles de personas de todas las edades, niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad.

Esto, a pesar de que apenas días atrás el secretario de Salud, René Lima Morales, en rueda de prensa había anunciado el alto riesgo de la aparición de un tercer repunte de la pandemia a propósito de las ya próximas vacaciones de Semana Santa.

De muy poco sirvió esta seria advertencia a los dirigentes de los partidos coaligados, quienes se dieron el lujo de presumir la asistencia de sus líderes nacionales Alejandro Moreno Cárdenas, Marko Cortés Mendoza y Jesús Zambrano Grijalva, del PRI, PAN y PRD, respectivamente; presencia a la que se sumó la del gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, quien, en los últimos días del pasado mes de febrero, fue el primer mandatario estatal en acudir a Palacio Nacional a expresarle personalmente al presidente Andrés Manuel López Obrador, su decisión de adherirse al Acuerdo Nacional por la Democracia convocado por el Ejecutivo federal.

Acuerdo que los gobernadores firmaron el día de ayer en el que se contempla, entre otros puntos, el compromiso de garantizar elecciones libres, limpias y respeto a los resultados.

Ahora, cómo o quién podrá justificar la realización absurda e innecesaria de ese desproporcionado como peligroso evento político.

Voces y plumas oficialistas alaban y glorifican la masiva concentración bajo el pueril argumento de que ésta fue una “contundente demostración de músculo” de la coalición y su abanderada.

Sólo que, lastimosamente, se les “olvida” que esa “muestra de músculo” se posó sobre 16 mil 589 personas contagiadas y 2 mil 238 muertos a causa de la pandemia por Covid-19, numeralia de acuerdo al reporte de la Sesa del día 21 de marzo, día de la rendición de protesta realizada en el Domo Blanco del recinto ferial en la ciudad capital; repentina amnesia que hace a un lado el dolor y sufrimiento de miles de familias, y optar por la quema de incienso en favor de insensibles e inhumanos políticos.

En efecto, esas son las cifras oficiales, las reales nunca se van a conocer, circunstancia que no es privativa de la entidad tlaxcalteca ni del país, sino del mundo entero.

Como era de esperarse, este mal ejemplo cundió, y el día de ayer el recién aprobado partido político nacional Redes Sociales Progresistas (RSP), propiedad de la profesora Elba Esther Gordillo Morales, que aquí en Tlaxcala ya se le conoce como partido “Redes Familiares Progresistas”, llevó a cabo un evento masivo en el que, después de lograr su tan ansiado registro como candidato al gobierno del estado, Juan Carlos Sánchez García reunió a cientos de personas, las cuales, se acuerdo a comentarios hechos en las redes sociales (no progresistas, aclaro) habrían sido acarreadas en autobuses que fueron concentrados en el campo de béisbol propiedad del nuevo dueño de la franquicia de RSP en la entidad, tema del que hablaremos más ampliamente en otra entrega.

Por supuesto que este no es un tema que necesariamente esté encasillado en cuestiones partidistas o preferencias electorales, es un asunto que está por encima de toda politiquería, es la salud, es la vida de miles de personas, y dadas las terribles condiciones sanitarias que se viven a nivel mundial, lo más importante es la reivindicación, el respeto de la persona humana y de su dignidad connatural, más allá de lo que pudiera significar un proceso electoral.

Frente al multitudinario escenario que prácticamente desapareció la pandemia en Tlaxcala, queda la duda acerca de qué recomendaciones hará el secretario de Salud en su próxima rueda de prensa, ¿acaso insistirá en sus recurrentes llamados de no realizar concentraciones masivas de más de 50 personas, guardar la sana distancia, usar cubrebocas, aplicar gel antibacterial, tomarse la temperatura, no salir con niños ni adultos de la tercera edad a lugares públicos, quedarse en casa y sólo salir de ser necesario, que la gente no se vaya de vacaciones?

¡Vaya posición en la que dejaron a René Lima Morales!

Autor entrada: Tlaxcultuarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *